Colegios Internados para niños con Necesidades Especiales & Discapacidades de aprendizaje

Artículo por Thomas O'Dell


Buscar instituciones para alumnos de 10 a 18 años de edad

Muchos colegios internados en EE.UU. se dedican a jóvenes con dificultades para leer o prestar atención en clase. Otros matriculan en cada clase a algunos alumnos con necesidades especiales y les brindan instrucción especial.

Unos pocos colegios selectos prestan sus servicios a alumnos con necesidades especiales que los programas tradicionales o comunes no pueden satisfacer. Algunos son preparatorios universitarios, mientras que la misión de otros es más bien de transición y preparan a sus alumnos para un retorno a la vida corriente.

La mayoría de los colegios internados para “necesidades especiales” generalmente caben en dos grandes categorías: discapacidades de aprendizaje o trastornos emocionales o de conducta. En algunas ocasiones, los problemas de los niños abarcan varias categorías.

Discapacidades de aprendizaje:

Cerca del 20% de la población en edad escolar ha recibido un diagnóstico de diferencia en el aprendizaje. La mayoría de estos niños tiene problemas con el uso del idioma y se dice que tienen una discapacidad de aprendizaje asociada al lenguaje o dislexia. Otros tienen una discapacidad de aprendizaje no verbal y deben enfrentar algunas de las siguientes dificultades: dificultades de organización, aptitudes sociales escasas, debilidades visuales y espaciales y deficiencias conceptuales en el razonamiento.

Algunos alumnos con discapacidades de aprendizaje simplemente necesitan clases pequeñas, apoyo académico y leves acondicionamientos del salón de clase, mientras otros con problemas de aprendizaje severos y más debilitantes, precisan un tratamiento directo e intenso de corrección del lenguaje abordando las aptitudes del niño.

Los planes de estudio en estos colegios emplean abordajes multisensoriales y estrategias de enseñanza a través de la experiencia. Todos los maestros en estos colegios están capacitados en el empleo de estas técnicas. Un ejemplo es el Gow School en el norte del estado de New York.

Algunos alumnos con discapacidades de aprendizaje deben lidiar con el trastorno de déficit de atención (TDA) o trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH) y tienen lo que se conoce como problemas en las funciones ejecutivas. Estos alumnos a menudo son brillantes, pero desorganizados y desconcentrados. Esta clase de alumnos generalmente obtiene buenos resultados en colegios internados pequeños y muy estructurados. Los alumnos con este perfil pueden obtener buenos resultados en el colegio St. Thomas More School en Connecticut.

Problemas emocionales o de conducta

En EE.UU. hay varios colegios internados terapéuticos que pueden tratar estos problemas y brindar el tratamiento necesario. Los programas terapéuticos tienen un elevado nivel de estructuración y control de parte de adultos y están dirigidos a alumnos en situación de riesgo con antecedentes de problemas disciplinarios que pueden estar padeciendo de depresión, ira o ansiedad. La mayoría brinda servicios clínicos tales como programas de terapia individual y/o grupal, de modificación de la conducta de aprendizaje, de adiestramiento de las aptitudes sociales y programas de educación sobre alcohol y drogas.

Las preguntas que hay que hacer

Debido a que los colegios para niños con necesidades especiales prestan sus servicios a una población específica, es fundamental que los padres re únan tanta información como sea posible antes de procurar una admisión. Tiene que plantear las preguntas apropiadas. Estos son algunos ejemplos:

¿El colegio está acreditado? ¿Por quién?

¿Qué clase de capacitación o educación tienen los miembros del cuerpo docente?

¿El colegio ofrece enseñanza de inglés como segundo idioma?

¿El colegio tiene un alumnado variado? ¿Los estudiantes internacionales se adaptan bien?

¿Dónde van los alumnos después de dejar el programa?

¿Cuál es el procedimiento para solicitar el ingreso? ¿Se exige una entrevista en el campus?

¿Qué clase específica de pruebas académicas y psicológicas son necesarias?

Muchos colegios internados en EE.UU. se dedican a jóvenes con dificultades para leer o prestar atención en clase.

Usted es quien más conoce a su hijo y el colegio conoce a quién puede atender y a quién no. Sea franco y comunicativo acerca de las diferencias de aprendizaje, los problemas emocionales, las carencias sociales, la medicación, etc. de su hijo. Plantéele al colegio las preguntas adecuadas.Esto conducirá a la elección del colegio indicado y al éxito de la experiencia de internado de su hijo con necesidades especiales .

Escuelas para necesidades especiales

Los alumnos capaces que a ún no han alcanzado a desarrollar todo su potencial pueden beneficiarse de programas como el que brinda el colegio St. Thomas More School en Connecticut, que ofrece un ambiente estructurado creado para desarrollar buenos hábitos de estudio.

Las clases pequeñas son un aspecto clave en el programa del colegio. En clases que en general agrupan doce alumnos, cada niño obtiene la atención que necesita. Los instructores no sólo enseñan materias tales como biología o matemáticas, sino también destrezas de estudio tales como escuchar y tomar apuntes, eficacia en la gestión del tiempo, concentración y técnicas de memoria y para rendir pruebas.

A veces los alumnos pueden requerir más ayuda de la que ofrece el régimen habitual de desarrollo de destrezas de estudio, ayuda adicional y estudios vigilados después de clases que ofrece St. Thomas More School. Para estos niños, puede resultar útil un programa de estudios adicionales durante el fin de semana o de estudios supervisados diarios. El Programa tutoría entre compañeros designa a alumnos mayores para que ayuden a otros con sus tareas. De ser necesario el colegio consigue tutores privados, para obtener una ayuda más intensiva.

El colegio Gow School en el norte del estado de New York brinda el Programa correctivo del lenguaje en forma diaria (“Reconstructive Language Program”), un programa del lenguaje fonético que se concentra en lectura oral, comprensión lectora, ortografía, vocabulario y redacción, además de una presentación multisensorial del salón de clase. Además de las clases normales, la última clase del día se reserva para que los alumnos trabajen con sus docentes en áreas en las que necesitan ayuda particular adicional.

Los miembros del plantel docente de Gow tienen capacitación especial en los métodos de enseñanza eficaces para ayudar a los alumnos disléxicos a obtener éxito en el salón de clase.

Por Thomas O’Dell

Thomas O'Dell es asesor en educación que se especializa en la colocación de alumnos con necesidades especiales en colegios internados. Es posible comunicarse con él por medio de http://www.tomodelledcons.com